Relojes

Vuelve renovado el Rolex Oyster Perpetual Yatch-Master Rolesium

fotorolex

La prestigiosa firma de relojes de lujo, Rolex, vuelve a poner a nuestra disposición uno de sus modelos más exitosos creados en 1992, el Oyster Perpetual Yatch-Master Rolesium, inspirado claramente en el mundo de la navegación marítima, sin duda uno de los temas más recurrentes en el diseño de relojes y cronógrafos de altas prestaciones.

Arte y ciencia

El arte se une a la ciencia, al conocimiento de la física, las matemáticas, la cartografía y la astronomía para confeccionar un reloj elegante, práctico y exclusivo.

El Oyster Perpetual Yatch-Master Rolesium llega ahora con algunas novedades, ligeras con respecto al original de hace un par de décadas, que lo hacen todavía mejor. Vuelve renovado pero sin perder la unión que existe entre la marca y el mundo de la vela.

Identidad única

Con un nuevo bisel giratorio graduado en relieve, que consigue mantener la identidad única del modelo y sus funcionalidades. Una caja que sigue siendo símbolo de hermeticidad, sumergible hasta 100 metros sin ningún tipo de problemas. Y un brazalete macizo y un cierre de seguridad que evita cualquier apertura accidental.

Hablamos de platino, de acero, de acabados pulidos, de cristal de zafiro, de una esfera azul, de materiales luminiscentes y de movimiento mecánico automático por rotor bidireccional, que no sólo suponen un lujo para la muñeca, sino el compañero perfecto para determinar el tiempo estando en alta mar.

Sin duda estamos ante uno de los relojes que mejor se identifican con el mar y con el espíritu aventurero de los regatistas. El reloj perfecto para realizar largas travesías con carácter competitivo.