Joyas

Vendido un colgante de dos perlas naturales por 3,3 millones de dólares

Perlas naturales en concha

Un conjunto formado por dos perlas naturales, se ha vendido en la subasta de joyas más importante que tiene lugar en la ciudad de Nueva York, concretamente en la subasta Doyle. El precio de las perlas ha alcanzado los 3,3 millones de dólares.

Con esta subasta de estas perlas naturales, se ha batido el récord mundial en una subasta de una de estas piezas, ya que ha superado en casi 900.000 dólares al récord que se estableció el año pasado. Estas maravillosas perlas en forma de gota de agua fueron compradas por un postor telefónico anónimo, ya que no ha trascendido su identidad, ni trascenderá por supuesto.

Las perlas en cuestión tienen forma de gota de agua como hemos comentado anteriormente y son de color gris cálido. Con unas medidas de 23 mm de alto por 13mm de ancho, están montadas sobre diamantes, plata y platino. Con la venta de las perlas se adjunta un informe del Instituto Gemológico Suizo en el que se verifica que proceden de agua salada natural y que no presentan ningún indicio de coloración artificial. Además en el informe se incluye que su peso es de 103 y 100 gramos, aclarando que “este juego de perlas de este tamaño y calidad es muy raro y excepcional por lo que puede ser considerado como un tesoro excepcional de la naturaleza”.

Una nota manuscrita relaciona las perlas con la emperatriz Eugenia

Al parecer este par de perlas tiene una historia detrás. Según una nota manuscrita adjunta a las piezas, estas pertenecieron a la emperatriz francesa Eugenia, que tras la caída de Napoleón III se vendieron junto con todas sus joyas en una subasta histórica en el Louvre que duró 12 días y donde se compraron casi la tercera parte de las joyas de la corona francesa.

Perlas naturales en concha

En la misma nota se agrega que después fueron propiedad de dos importantes industriales de la edad dorada industrial americana. El primero, George Crocker, hijo de Charles Crocker fundador de la Central Pacific Railroad de California y dejó una fortuna estimada entre 300 y 400 millones de dólares. Y el segundo, Henry Huttleston Rogers de Massachusetts un empresario que hizo fortuna asociándose con con John D. Rockefeller en la Standar Oil y fundador del ferrocarril de Virginia.

Sin duda un colgante con historia además de tener el privilegio de ser hasta el momento las perlas naturales más caras compradas en una subasta.