Joyas

Vendido en Sotheby´s un diamante amarillo por casi 12 millones de euros

Ya llevaba tiempo anunciándose que la subasta del día 13 de mayo en Sotheby´s, celebrada en Ginebra, podría batir records y así fue. Se vendió un diamante amarillo engarzado en un anillo conocido como “Graff Vivid Yelow” por casi 12 millones de euros, concretamente 11,9 millones.

Como decíamos al inicio la casa de subastas Sotheby´s de Ginebra, batió records ya que consiguió recaudar en una sola sesión 140 millones de dólares (102 millones de euros). Una de las piezas que contribuyó a obtener esta recaudación fue un enorme diamante amarillo de 100 quilates que se presentaba engastado en un anillo.

Este diamante está considerado como uno de los diamantes amarillos puros más grandes existentes y su valor se situaba entre los 10,7 y los 18 millones de euros, pero finalmente se quedó en medio con casi 12 millones.

100 quilates es un número mágico en el mundo de los diamantes

Según palabras del presidente de Sotheby´s en Suiza, “100 quilates es un número mágico en el universo de los diamantes, el tamaño excepcional y el magnífico color del “Graff Vivid Yellow” lo convierten en un diamante excepcional dotado de una rara fuerza”.

Diamantes amarillos de distintas formas

La verdad es que no es raro que este tipo de piezas alcancen estos precios en las subastas, precisamente por su rareza de color tamaño o forma, es por lo que están tan cotizados. Fue en Sotheby´s Ginebra donde también se subastó un raro diamante de color rosa, que alcanzó el precio de 61,65 millones de euros. También en esta misma casa se subastó otro diamante de color naranja de 14,82 quilates -el más grande de su categoría- por 35,54 millones de dólares.

En definitiva, unas piezas de extraordinaria belleza, que la mayoría tiene una historia que las hace valorarlas aún más, pero que solamente están al alcance de una reducida élite de compradores.