Otros articulos

Una Luna de Miel muy extraña

La Boda Real de Mónaco nos ha dado para hablar y mucho. El punto es que los temas no han sido los clásicos de vestimenta y joyas, sino que muchas cosas han rodeado esta boda. Los rumores de unos días antes de la misma, donde se decía que la novia había intentado fugarse, fueron desmentidos.

Ahora se dice que la Luna de Miel fue un poco fuera de lo común. Tan fuera de lo común que ambos príncipes se encuentran en hoteles diferentes. Según publica el diario inglés The Sun, Charlene fue alojada en el Oyster Box Hotel en Umhajanga Rocks, muy cercano a Durban. Por su parte el príncipe Alberto se alojó en el Hotel Hilton.

No se limitan a tener habitaciones separadas, también están en hoteles diferentes. El reconocimiento de un nuevo hijo del príncipe parece tener mucho que ver con esta distancia en los recién casados.

Imagen: chismesymas.com