Otros articulos

Un avión privado de 150 millones de euros

fotoairbus

Desplazarse en avión a veces resulta incómodo. Retrasos en los aeropuertos, aviones con poco espacio entre butacas, menús insípidos… Sin embargo, para un pequeño pero muy selecto grupo de personas en el mundo viajar en avión puede ser una experiencia de lo más agradable, pues encargan la construcción de jets privados con todos los lujos que uno pueda imaginar.

A partir de un Airbus ACJ-318

En uno de los principales centros de customización de aviones, el Lufthansa Technik (Hambuergo, Alemania), se ha completado un trabajo muy especial a partir de un Airbus ACJ-318 por encargo de un importante magnate de un país del Este, aunque por el momento no ha trascendido su identidad.

El trabajo realizado sobre el más pequeño de los Airbus capaz de realizar viajes de largo recorrido delimita perfectamente las zonas en la aeronave: una específica de trabajo y otra enfocada al ocio.

Cientos de personas han trabajado en este proyecto, desde diseñadores hasta mecánicos, para conseguir uno de los aviones más lujosos valorado en unos 150 millones de euros. Hasta ahora, el jet privado más caro del mundo pertenece a un príncipe de Arabia Saudí.

Amplio dormitorio

El interior del avión mantiene una decoración de estilo moderno, en tonos blancos y azules. Una alfombra de seda sin costuras recorre todo el avión creando una gran sensación de amplitud y relaja el ambiente. El dormitorio principal cuenta con una amplia cama de matrimonio y dos butacas, así como un vestidor y baño completo.

En cada asiento, los pasajeros disponen de una pantalla táctil para controlar la temperatura, el equipo audiovisual, las cortinas de las ventanillas y la luz.

Sin duda, viajar en este tipo de aviones es una experiencia de lo más exclusiva, totalmente distinto a hacerlo en líneas low cost.