Vehículos

TT Roadster, el pequeño deportivo de Audi sigue gustando

foto audi

Aunque ya tiene unos años en el mercado, el pequeño deportivo de Audi, el TT Roadster, continúa despertando un gran interés entre los aficionados a los deportivos de lujo por su elegante diseño y sus interesantes prestaciones. Estamos ante un descapotable biplaza, muy parecido a nivel mecánico al TT Coupé, pues comparte la misma gama de motores y cajas de cambio.

Estética deportiva y elegante

Es un coche que sigue triunfando por su estética deportiva y elegante, y a un precio muy competitivo respecto a sus principales competidores, pues cuesta algo menos que el BMW Z4 Roadster.

El pequeño descapotable de Audi tiene en su versión más potente un motor de 2.000 cc y 272 cv, y también un diesel de 170 cv. La caja de cambios es manual, de seis velocidades, aunque existe una versión con cambio automático de doble embrague.

La capota, lo más singular de este coche, es de lona y se abre y se cierra mediante motores eléctricos. El proceso total para abrir o cerrarla tarda sólo 12 segundos, y se puede llevar a cabo con el coche en marcha, siempre que la velocidad sea inferior a 50 km/h.

Interior de lujo

El interior del vehículo presenta pocas novedades respecto a la versión cerrada, manteniéndose los mismos elementos decorativos, asientos ergonómicos, tapizados en Alcántara, etc. El único cambio es que se pierde algo de espacio en las plazas traseras, nada indicadas para personas adultas. El climatizador, la alarma, el ordenador y la suspensión deportiva son elementos de serie. Como opciones podemos incluir los faros de xenon dobles, tapicería de cuero, equipos de sonido, navegador o conexión Bluetooth para teléfonos móviles.