Joyas

Trinity de Cartier

Cuando decidimos comprarnos o regalar una joya, lo más probable es que sea o porque nos gusta estéticamente, o por hacer una buena inversión, o para simbolizar algo. En este último caso, puede ser para recordar un momento o marcar un vínculo, como lo es el anillo de bodas. No necesariamente la joya tiene que ser muy valiosa, para que sea muy importante para nosotros mismos.

Hay diseños que en general uno los piensa como simbólicos. Uno de los más clásicos de Cartier, es la sortija con el diseño de tres cintas entrelazadas. El más tradicional, por decirlo de algún modo, está realizado con tres oros: blanco, rosa y amarillo.

Claro que existen versiones algo más sofisticadas, donde cada una de esas cintas está cubierta de pequeños diamantes. Es una opción muy impactante, pero la sobriedad de los tres oros es insuperable, por lo menos para mi gusto. La sensación de movimiento que tienen las líneas, es más clara cuando solamente se trata del oro.

Sólo resta encontrar que simbolizar para comprar esta verdadera belleza.

 

  • bertha

    me encanta….yo quiero uno