Otros articulos

Suri Cruise y una vida más normal

Suri Cruise, la hija de Katie Holmes y Tom Cruise, tenía hasta el divorcio de sus padres, una vida que no se parece en mucho a la vida de una niña de 6 años. Al menos el aspecto de la hermosa niña no ser el habitual para su edad: tacones, labial, pendientes… todo lo que una persona con muchos años más usa, pero no una pequeña. Además de eso, un armario que se calcula contiene unos tres millones de dólares en prendas de diseñador, completaban la ostentación  y porque no decirlo, la estupidez de sus padres. Una cosa es lujo, una muy diferente es que una niña tenga 3 millones de dólares en ropa.

Sin embargo, todo indica que el responsable de todo eso era el padre, Tom Cruise, que consentía todos y cada uno de los caprichos de la niña. Si se quería maquillar, muy bien, si no quería ir al  Cole, también muy bien.

Pero el divorcio ha resultado en que la tenencia de la niña es de su madre. Pues las decisiones han sido claras: no más tacones, no más pendientes y no más maquillaje. Si al uniforme del Cole, al que irá como cualquier niña de su edad. El guardarropa ha sido devuelto y se le ha pedido a los diseñadores que borren a la niña de la lista de regalos. La mayoría de las costosas prendas eran regalo de las marcas, regalos que ya no se aceptarán.

De ser así la beneficiada será la niña con toda seguridad, lo que nos alegra mucho.

Foto: captura dailymail.co.uk