Delicatessen

Sandías Delicatessen: la fruta de temporada

sandía

No hay fruta que sea más típica del verano que la sandía. La sandía es una fruta con un alto contenido en agua y que, debido a ello, se convierte en la fruta más refrescante para la estación estiva. La sandía además de consumirse fría, sirve de base para la preparación de refrescantes cocteles, granizados y zumos, su dulce sabor y sus bajas calorías la convierten en la perfecta alidada para estar sanos y en forma en verano, permitiendo además darse un capricho.

Sandías delicatessen, todo el sabor, sin pepitas

La sandía es una fruta muy veraniega es cierto, sin embargo, su principal inconveniente son las pepitas presentes en toda la parte carnosa, desde hace unos años, algunas variedades se cultivan sin pepitas, y entre todas ellas, hay una variedad de sandía delicatessen.

La Sandía Delicatessen ha sido cultivada a partir de semillas procedentes de distintas variedades de sandía que reunían las mejores características de esta fruta: su característico sabor dulce, un alto contenido en agua, y la ausencia de pepitas, para dar una fruta exclusiva.

El proceso de cultivo, se completa con un proceso de selección en las parreras, en las que manos expertas se encargaran de recoger una a una, solo las sandías que presenten todas las características que convierten a las sandías en un producto de lujo.

La mejor prueba del mimo en todo el proceso de cultivo de las sandías Delicatessen está en el momento de su degustación: una sandía que destaca por su dulce sabor y por su escasa fibrosidad, que la convierte en un producto perfecto para toda la familia.

Sandía, una fruta de temporada

El verano es el momento de disfrutar de la sandía, ya que esta refrescante fruta es la mejor aliada para combatir el calor sin aportar apenas calorías a la dieta.