Otros articulos

Roger Vivier para San Valentín

Y si, no hemos ni llegado a la mitad de la cuesta de enero y ya hay que pensar en los regalos de San Valentín. En algunos casos es muy simple y en otros ni un poco. Cuando quien tenemos junto a nosotros es una persona con multiplicidad de intereses, regalar es bastante fácil. En ese tipo de personas siempre hay algo que quiere tener y no tiene, siempre algo le despierta curiosidad o deseo. Pero también hay personas que ya tienen todo y son pocas las ideas que tenemos para ese regalo especial.

Hay que tener en cuenta que el regalo de San Valentín es algo bastante simbólico, es el regalo romántico del año y hay que pensar en ese sentido. Por ejemplo, un libro de física no es el mejor regalo para San Valentín, por más que a nuestro chico le guste mucho.

Si hay un regalo que despierte prejuicios es el regalo de  un perfume. Porque se trata de un regalo muy personal, requiere de conocer profundamente al regalado, pero a veces nos parece muy poco original. Es el regalo ideal, pero por otra parte es el regalo obvio.

Por suerte hay firmas que saben buscar la vuelta de las cosas y hacen que este regalo no sea ni obvio ni impersonal. Es el caso de Roger Vivier, que nos ofrece los servicios de un experto calígrafo, para escribir un pequeño mensaje a nuestro amado, junto a una de sus 5 fragancias.

Tenemos tiempo de pensarlo bien, pero el próximo 11 de febrero hay que ir a una de sus boutiques para que nos caligrafíen el mensaje que hemos pensado tanto. Excelente idea.