Vehículos

Roewe 950, el sucesor del clásico británico Rover 75

fotocoche

Roewe, la marca propiedad de la china SAIC, propietaria de los derechos de las extintintas MG y Rover, famosa por su Range Rover, ha sacado una nueva versión del Roewe, coche que procede de la evolución del clásico Rover 75 btritánico. Ahora, el 950 trata de adaptarse a los nuevos tiempos y competir en el segmento de las berlinas medianas y, quién sabe, convertirse en el primero que la marca exporta a Europa de forma masiva.

En Europa aún no se comercializa

El nuevo 950 comparte plataforma con el Opel Insignia, toda una garantía, y se espera que se comercialice en Europa al contrario de lo que sucedió con su antecesor, el Roewe 750. Aún así, no será fácil encontrarlo al principio y el que lo quiera deberá conseguirlo a través de firmas importadoras.

En cuanto a la gama mecánica se podrán elegir tres motores gasolina: 2.0 TGI 220 CV, 2.4i 170 CV y 3.0i V6 280 CV, todos ellos asociados a una caja de cambios automática.

Lujo en su interior

También tenemos que destacar el acabado interior, con el salpicadero forrado en cuero y una calidad de acabado más propia de una marca premium que de un fabricante chino, más especializados en coches sencillos vendidos a bajo coste.

Estéticamente no rompe moldes aunque sí se aleja del concepto clásico de su antecesor, siendo elegante y burgués pero también moderno. Su interior destaca por una presentación acorde a un vehículo de alta gama, con materiales cuidados y mucho equipamiento. Podrá llevar a modo de opción asientos con masaje, control de estabilidad, tapizado en piel, navegador integrado, cámara de visión posterior, control de velocidad adaptativo, techo solar eléctrico, etc.