Restaurantes

Restaurante de lujo a la orilla del Mar

restaurante de lujo

El Mar Cantábrico es, históricamente, famoso por la bondad de sus aguas, que dan distintos tipos de pescados y mariscos, pero todos de la más alta calidad. En la antigüedad, era fácil pescar ballenas, por desgracia, hoy desaparecidas, pero sin embargo, el Cantábrico sigue siendo una fuente de recursos marinos, y merluza, bacalao, bonito o anchoas son algunos de los pescados ofrecidos por este mar.

Es común en el Norte de España, comprar pescado fresco y pedir a algún restaurante cercano que lo prepare, para un aperitivo de lujo, y con la garantía de consumir productos frescos. Sin embargo, también existe la posibilidad de disfrutar de gastronomía de lujo, en algunos de los restaurantes más exclusivos situados junto al mar.

Lujo junto al Mar Cantábrico

Santander es una de las ciudades turísticas más importantes del Cantábrico, y además uno de los principales puertos pesqueros y comerciales del Mar Cantábrico. En su costa, y en una de las zonas más exclusivas de la ciudad se encuentra en Gran Hotel Sardinero, que puede presumir de contar con uno de los restaurantes más prestigiosos de la capital cántabra.

En un ambiente íntimo y familiar, perfecto para celebraciones o para reuniones de empresa, se encuentra el Restaurante Sardinero, en el que es posible disfrutar de lo mejor de la gastronomía tradicional santanderina, de la que destacan sus platos de pescado, acompañados por verduras de la tierra.  La carta de vinos es la mejor compañera de cada plato, con la posibilidad de encontrar vinos de la tierra, así como vinos nacionales e internacionales.

Vacaciones gastronómicas: una opción en boga

La gastronomía se ha convertido en los últimos años en una  opción más a la hora de elegir destinos turísticos, y es que la posibilidad de probar nuevos sabores o nuevas preparaciones con ingredientes simples es un importante atractivo que muchas ciudades están sabiendo explotar.

Etiquetas:
  • Aileen

    Desde luego que en Cantábrico se come super bien además de ser muy bonito.