Delicatessen

Quarter Century, la obra maestra de Glenmorangie

fotowhisky

Agua de vida del valle de la tranquilidad. Así podría traducirse el whisky Glenmorangie, fruto del experto trabajo de la destilería del mismo nombre fundada en 1843 por Willian Matheson aunque, según consta en sus escrituras, ya producía destilados de malta desde 1738.

Los secretos de la destilación del “agua de vida” se estima que llegaron a Escocia e Irlanda durante el medievo y la primera producción de whisky escocés de la que se tiene constancia data de 1494.

Un cuarto de siglo

Ahora, para celebrar todos estos años al servicio de la producción de los mejores whiskys de malta, Glenmorangie ha sacado al mercado una de sus mejores obras, tras 25 años de envejecimiento en otras tantas barricas de roble blanco americano, de jerez oloroso y de Borgoña francés, que sólo se utilizan dos veces frente a las más de seis habituales.

Este whisky, denominado Quarter Century, ha sido destilado utilizando los famosos alambiques de cuello de cisne de la destilería, los más altos de Escocia, de hasta ocho metros.  Y para garantizar la calidad y el origen de un auténtico Whisky Escocés de Malta de los Highlands, la casa posee el cercano manantial de agua de Tarlogie Springs, en Tarlogie Hills, y utiliza el grano de cebada de las producciones locales.

Muy especial

Con todo, la clase e intensidad de este Quarter Century lo convierten en el más raro y especial de los whiskies de Glenmorangie, complejo, intenso, sugerente y de profundos sabores a frutos secos, zarzamora, ciruela y dátiles junto a chocolate, café y canela. Y de un magnífico color oro viejo.

Sin duda, un placer para los paladares más exigentes.