Vehículos

Porsche y su trineo para bobsleigh

índice

Hay deportes que son para quienes disfrutan el sabor del peligro. Lanzarse desde muy alto, desarrollar velocidades insólitas… lo que sea con tal de sentir la adrenalina a borbotones. De hecho, hasta crea adicción. Una adicción natural, claro ya que el químico que la produce los segrega nuestro propio cuerpo, pero muchas veces estas adicciones son muy peligrosa.

El bobsleigh es uno de esos deportes que producen algo más que una emoción fuerte. En un circuito cerrado en la nieve, se logran velocidades muy elevadas en un trineo.

Claro que si el trineo es un diseño de Porsche, a esa locura le sumamos clase. Está hecho de materiales sumamente livianos, ya que el peso total es de 4 kilos. No es para competición, sino que para quienes quieren experimentar.

Viene en color negro y las medidas de seguridad dicen ser máximas. La verdad y sin saber mucho, este trineo es espectacular.