Relojes

Omega Speedmaster, el reloj de los astronautas

En los primeros años de la década de los años 60, la NASA, la agencia espacial estadounidense, en pleno inicio de la carrera espacial, quería elegir un reloj para incorporarlo al equipo básico de los astronautas que realizaban las misiones espaciales.

El reloj-cronógrafo debía cumplir una serie de requisitos y se inició un complejo proceso de selección, pues no se quería dejar nada a la improvisación.

Duras pruebas

Diferentes marcas, las más prestigiosas del mundo, aportaron algunas de sus piezas que fueron sometidas a diferentes y duras pruebas (resistencia a altas y bajas temperaturas, diferencias de presión, humedad, dureza…). De entre todas ellas, el modelo Speedmaster, de Omega, fue el elegido al mantener sus funciones intactas pese a la gran dureza de las pruebas a las que fue sometido.

A partir de ahí el reloj de Omega ha acompañado a los astronautas de la NASA en todas las misiones en las que ha participado.

En Noviembre de 1969, y como reconocimiento, se incluyó por primera vez el texto The first watch worn on the Moon grabado sobre el fondo del reloj, y que aún hoy sigue figurando en las diferentes réplicas que se van fabricando.

22 misiones espaciales

Para celebrar el 40 aniversario de los vuelos espaciales, OMEGA lanzó unas series limitadas de 150 Omega Speedmaster en las que en el registro del segundero del reloj (a las 9) aparecen los escudos de cada una de las 22 misiones espaciales. Se hicieron 50 maletines conteniendo los 22 modelos más uno réplica del modelo original del año 1957.

Los precios que se pagaron por ellos fueron desorbitados, y algunos coleccionistas los han incorporado a sus colecciones a través de las famosas subastas de Sotheby´s.