Delicatessen

Novak Djokovic compra todo el queso más caro del mundo

Novak Djokovic

A Serbia ya no se la conocerá solamente por ser el país natal del tenista Novak Djokovic, a partir de ahora también lo será por la producción del queso más caro del mundo y del que el deportista ha comprado todas las reservas.

Así es, si alguien tuviera la idea de adquirir un taco del queso Pule –que es como se llama el producto en cuestión- no podrían hacerlo, ya que el deportista ha comprado todas las existencias de esta delicatesen que se produce en la reserva natural prístina de Zasavica cerca de Belgrado, capital de Serbia.

De esta forma el tenista se convierte en el mejor embajador de su país, del que ha declarado en muchas ocasiones sentirse orgulloso, y promociona de una manera muy original el citado queso. Según palabras del gerente de la empresa fabricante del queso Slobodan Simic: “con un solo cliente que compre el lote no tenemos que preocuparnos demasiado por las ventas”.

Queso de burra

Un kilo del queso Pule tiene un precio de 1.000 €

Este queso ahumado se fabrica a partir de la leche de una raza de burros proveniente de los Balcanes, donde solamente viven 100 ejemplares de estos animales y es el único lugar del mundo en el que las burras se ordeñan para producirlo.

Para obtener un kilogramo de este manjar es necesario obtener 25 litros de esta leche, por lo que no es de extrañar que el precio final del producto alcance los 1.000 € el kilo. La leche que dan estos animales tiene un bajísimo nivel de grasa, por lo que además se utiliza para la fabricación de otros productos como jabones e incluso en la cosmética.

En definitiva, una excelente forma de promocionar el país y el queso, pero que a buen seguro no gustará a los posibles compradores del manjar en cuestión que se encontrarán con que ya no hay existencias del mismo y se tendrán que quedar sin degustarlo.