Joyas

Montblanc, no sólo plumas

Siempre asociamos la prestigiosa firma Montblanc a las plumas y otros lujosos elementos de escritorio.

Sin embargo, la ya centenaria empresa europea (cumplió su primer siglo de vida en el año 2006) ha querido dar un paso más y recientemente ha presentado una exclusiva colección de joyas compuesta principalmente por sortijas, brazaletes y pendientes con la que pretende asentar su nombre en el sector del lujo.

En un momento en que la crisis parece que no ha afectado a las firmas más exclusivas, Montblanc ha querido dar un paso más en su estrategia empresarial y pretende ampliar horizontes.

Oro y diamantes

La colección lleva por nombre Montblanc Diamond, y está compuesta por más de 60 piezas de oro de 18 kilates enriquecidas con diamantes de alta calidad.

Una de las características propias de esta colección es la talla artesanal de los diamantes que se diferencian de forma inconfundible del resto, pues reflejan la estrella Montblanc. Sin duda un trabajo laborioso pero que ha dado un buen resultado, permitiendo identificar de un vistazo la procedencia de la piedra preciosa.

Anillos, brazaletes y pendientes

Cada pieza de la colección lleva su propio nombre y destacan los anillos que combinan el oro blanco con el amarillo. Es el caso del anillo Ètoile Secrèt, que incorpora, además, diamante.

En cuanto a los brazaletes, son sugerentes, estilizados y combinan clasicismo y sobriedad, muy en la línea tradicional de la firma.

La serie de pendientes resulta quizás más atrevida, con piezas largas, colgantes, que estilizan y realzan. Aquí es el diamante el que más destaca para aprovechar los reflejos.