Vehículos

Mercedes M, más turismo, más todoterreno

fotomercdesm

Más turismo. Más todo terreno. Parecen términos contradictorios pero Mercedes ha sabido unirlos. Estilo, diseño, confort y un comportamiento en ruta como nunca ha tenido el Mercedes Clase M, rendido desde el año 1997 al placer de conducción.

Eficiente y eficaz

En esta tercera generación destaca por su eficiencia y la eficacia, y puede competir en este aspecto con el nuevo Range Rover. Lo primero por la completa renovación mecánica que ha permitido rebajar el consumo medio de la gama en un 25 por ciento; lo segundo por su sofisticada estructura, trenes rodantes y asistentes de conducción para dentro y fuera del asfalto.

El cliente elige. Si quiere un excepcional turismo, el M puede darlo todo. Si necesita un coche de campo, también puede configurarse para rendir al máximo en las condiciones más extremas.

La base principal para el recorte de combustible llega desde los nuevos motores, ahora con un 250 Cdi que esconde una unidad de 4 cilindros con 2.143 cm3 (la misma que se usa desde el C hasta el S) y doble turbocompresor en cascada, con 204 CV.

El 350 Cdi, también renovado, con sus 258 CV de sedoso empuje, completa la gama en Diesel. Ambos motores cumplen ya la normativa Euro VI de emisiones (2014). En gasolina, el 350 BlueEfficiency encierra ahora un V6 de 3,5 litros con inyección directa de gasolina y 306 CV.

Interior de lujo

Todos los motores vienen arropados por el programa BlueEfficiency que ahora se completa con nuevas medidas, como aerodinámica optimizada, gestión térmica inteligente de motor, stop-start, ruedas de baja resistencia a la rodadura, además de los habituales alternadores con regeneración de energía o bombas de agua y aceite desconectables.

El interior responde a los estándares de lujo de la marca alemana. Cuero, asientos ergonómicos calefactables, ordenador, climatizador por zonas y equipo de audio de alta calidad.

Los precios, según modelo, oscilan alrededor de los 65.000 euros.