Joyas

Luce tus joyas de oro limpias y relucientes

Golden jewelry

El verano es la época perfecta para lucir los complementos más atrevidos y vistosos. Todo sienta mejor sobre una piel bronceada y con espacio libre para lucirlo, sin los impedimentos que la ropa invernal nos impone.

Las tendencias van y vienen, los estilos cambian, pero el oro, el material más precioso del mundo, siempre permanece.

Y es que el oro, además de ser un material escaso con unas propiedades únicas, se creó en el universo como resultado de colisiones cósmicas entre estrellas hace miles de millones de años. Así que se puede decir que llevamos en forma de joyas una pequeña parte de la historia del universo en el que vivimos.

Aparte de consideraciones estelares, el oro lo podemos adquirir mediante la venta de joyas de oro por catálogo, a través de la compra directa en joyerías o en lugares especializados en la venta de oro al peso en lingotes. Las vías son diversas y, hoy día, se considera una inversión segura y, además, con carácter artístico en el caso de algunas joyas lo cual aumenta su valor.

Una vez adquiridas, las joyas de oro deben conservarse en buen estado para que además de mantener su valía, conserven siempre un aspecto inmejorable para lucirlas en cualquier momento.

Te ofrecemos algunos consejos para mantener tus joyas de oro en perfecto estado:

  •  No las guardes apelotonadas en un único cofre o estuche, procura que no se revuelvan unas con otras y así evitarás rayaduras y golpes visibles.
  • Revisa siempre que los cierres estén en buen estado y cerrados convenientemente cuando las lleves puestas para evitar caídas o pérdidas.
  • Nunca acerques tus joyas de oro al mercurio ya que este material puede dañarlas de manera irreversible.
  • El oro blanco es necesario rodiarlo (pasarlo por rodio) de cuando en cuando si queremos que conserve su color y brillo.
  • Los engastes de diamantes u otras piedras preciosas se deben revisar con una lupa para verificar su estado y, en caso de duda, llevarlos al joyero para que los reafirme.
  • El oro se limpia sin ninguna dificultad y aguanta todo tipo de productos, excepto como hemos dicho, el corrosivo mercurio.

Dicho esto, elige una de tus joyas favoritas y sal a lucirla.