Vehículos

Louis Vuitton premia al Ferrari 250 GTO por su innovación y elegancia

fotoferrari

El Ferrari 250 GTO ha sido distinguido en los prestigiosos Louis Vuitton Classic Aweards que otorga cada año la firma de lujo francesa. Los premios reconocen al coche que consideran más destacado por innovación y elegancia.

Muy exclusivo

El Ferrari 250 GTO es uno de los coches más coquetos y apreciados del mundo. Hasta 26 millones de euros se han pagado por poseer uno de entre la treintena que se fabricó entre 1962 y 1964. Pocas unidades para un modelo muy exclusivo y que ha entrado en la historia como uno de los mejores deportivos de todos los tiempos.

El premio Louis Vuitton Classic Concours ha recaído este año en este Ferrari, que cumple 50 años, lo que constituye un motivo más de celebración. No corre tanto como el nuevo coche de Fórmula 1 de Ferrari F 138 pero al menos ya ha ganado un premio esta temporada.

La singularidad de este coche, junto con sus formas aerodinámicas y el inconfundible sonido que desprende su motor de 12 cilindros, son algunos de los méritos que ha tenido en cuenta el jurado de Louis Vuitton. No en vano, tenía competidores tan míticos como un Alfa Romeo 6C 1750 (que entre 1930 y 1933 ganó prácticamente todas las carreras posibles), un Bugatti Type 57C o un Bentley Gurney Nutting.

Más galardones

Otros dos galardones se repartieron durante la velada, transcurrida en Le Pré Catelan de París. El Louis Vuitton Classic Concept, que se entrega al prototipo del año que más posibilidades tiene de ganar un Concours d’elegance dentro de cuatro décadas, fue a parar al Peugeot Onyx, un híbrido de más de 600 cv realizado en fibra de carbono y paneles de cobre por un equipo capitaneado por Jean-Pierre Ploué y Gilles Vidal.

Y por fin, el Premio Especial del Jurado, un reconocimiento extraordinario que se le ha otorgado a Brivido, un prototipo híbrido creado por Italdesign.