Delicatessen

Los quesos más caros del mundo

quesos más caros

Amado por muchos y odiado por otros tantos, con el queso es difícil encontrar a personas en el término medio. Quesos suaves, quesos frescos, quesos curados, quesos de cabra, quesos de oveja, … Cada cual puede tener sus preferidos, y consumirlos en alguna de las muchas formas posibles que este producto permite.

Aunque para los amantes del queso no hay variedad mala, lo cierto es que ciertos tipos de este producto lácteo tienen un precio mayor que otro, de hecho, hay algunas variedades al alcance de los más privilegiados.

¿Cuáles son los quesos más caros del mundo?

El queso Pule se fabrica en Serbia  a partir de leche de burra y ostenta un récord como uno de los quesos más caros del planeta. Además de por su precio, esta variedad está entre las menos grasas, lo que lo convierte en una estupenda opción para quien controla su peso.

El queso de Alce tampoco es, precisamente barato, se trata de una variedad elaborada a partir de estos animales, y que solo se elabora en unas cuantas granjas especializadas, por lo tanto, no solo tiene un coste elevado sino que además es bastante exclusivo.

La conocida quesería Stilton ofrece una variedad de queso especial para la Navidad… en la que incluye pequeñas porciones de oro comestible. Se trata de un queso de tipo azul, que incluye una generosa proporción del preciado metal.

Un ágape de lujo

El queso es un producto estrella en una reunión de amigos, durante un aperitivo o un ágape, y aunque no es necesario elegir una variedad exclusiva y costosa, la verdad es que no puede faltar en los acontecimientos importantes.