Joyas

Los 100 años de L’Heure Bleue

Últimamente nos ocurre con mucha frecuencia  y os diría que este mes varias veces, que tenemos el gusto de comentar una edición limitada o un festejo de cualquier tipo, con el mismo tema, aniversario realmente significativo. Es más, he notado que en todos esos casos siempre os digo que son pocas las empresas o marcas que sobrepasan los 100 años. Pues a la vista está que no son tan pocas.

Reflexionando sobre el tema creo que es bastante obvio que esto es propio de los productos de lujo, ya sean perfumes, joyas o similares. Y dada la buena salud del rubro, los festejos suelen ser muy significativos.

Hoy os cuento uno que me ha encantado. Se trata de los 100 años de L’Heure Bleue de Guerlain. Y para una ocasión tan importante han convocado a los mejores: por una parte a Baccarat para el diseño y ejecución del frasco  y por otra parte a Gripoix, para que engalanara con una joya dicho frasco.

El trabajo de Baccarat es impresionante, de cristal soplado, cortado y pulido a mano, lo que implica un trabajo tremendo, que solo sus expertos pueden hacer con tal maestría.

Los joyeros de Gripoix han diseñado un collar para dicho envase. La verdad es que es tan impresionante como delicado. Se ha realizado con pasta de cristal, a modo de delicadas y finas violetas, todas unidas por oro 24 kilates, en una malla muy etérea.

Si me vais a preguntar el precio, os digo lo mismo que decía aquella propaganda de hace tantos años: si preguntáis el precio, no es para ti.