Delicatessen

Laurent Perrier celebra su bicentenario con una edición especial del Grand Siecle

fotosiecle

Una de las bebidas que más unida va a la Navidad es, sin lugar a dudas, el champagne. No hay mesa que se precie que no disponga de alguna botella de esta popular y exquisita bebida de origen francés, presente en todo tipo de celebraciones.

Ahora, en el período del año en que más se consume, una de las empresas más exclusivas que fabrica champagne, Laurent Perrier, saca al mercado una edición especial y limitada de su producto estrella, el Grand Siecle, para conmemorar el bicentenario de la compañía.

Tres añadas distintas

Laurent Perrier ha unido para esta producción especial tres añadas seleccionadas de sus mejores uvas blancas chardonnay y pinot noir. En concreto se trata de las añadas de 1995, caracterizada por su gran equilibrio, la de 1993, de frutos muy delicados, y la de 1990, una de las mejores de los últimos tiempos en Francia.

Las uvas de estas añadas fueron delicadamente mezcladas en el año 1996 y se embotellaron en dos formatos: magnum (botellas de 1,5 litros) y jeroboam (3 litros).

Una parte de esas botellas se guardó en sus bodegas durante 16 años para servir ahora como las mejores embajadoras de la prestigiosa marca francesa en su segundo centenario de vida.

Armonioso y delicado

Este curioso champagne destaca por su perfecta armonía y delicadeza, y sale a la venta como un producto muy exclusivo. El precio de la botella magnum está sobre los 1.200 euros y el de jeroboam cuesta en torno a los 2.400 euros. Sólo es posible encontrarlo en algunos comercios muy especializados en productos gourmet.