Joyas

Las perlas de Tahití

Las perlas tienen variedades enormes. Tamaños, calidades y colores dependen de muchos factores. Las ostras que las producen darán diferentes resultados de acuerdo a la salinidad del agua, temperatura, etc. Lo que no todo el mundo sabe es que las perlas naturales son casi rarezas, ya que solo una de cada 15 mil que salen al mercado, son naturales.

Todas las demás son de cultivo. Las técnicas se han ido depurando, pero los japoneses son tal vez los que más conocen el tema. Hace 50 años, empleando esos métodos japoneses, en Tahití se comenzaron a cultivar unas perlas fabulosas.

La ostra es la Pinctada Margaritifera, variedad Cumungui. Lo impresionante de estas perlas son los colores que tienen. Las perlas negras, tan impactantes, se producen aquí. Claro que no solo esas, sino que la gama de colores que producen estas ostras es muy variada.

Se dice que no hay dos de estas perlas con el mismo color exacto. Pues que son impresionantes, los son.

Imagen: perlesdetahiti.net