Joyas

La tentación de Boucheron

Hace tiempo que os quería comentar esta colección de Boucheron, Tentation Macaron, que me pareció un acierto total. Y no sólo por la belleza de las piezas, sino por el concepto de la colección. Se trata de juntar el lujo de los materiales, con un diseño que recuerda abiertamente las tentaciones comestibles. Es la idea de la tentación sublimada. Y todo eso completado con un acierto total en los diseños.

Los anillos, de muy buen tamaño, son de oro blanco, salvo el que lleva zafiros naranja que es de oro amarillo. En especial me impactó el de zafiros rosa y rubíes, que son tal cual una gran frambuesa compuesta de numerosas y pequeñas piedras, recordando su textura. Igualmente, hay muchos colores, como morados y verdes, para todos los gustos y combinaciones.

Otra pieza más que interesante es el muy completo y colorido collar. Sobre una tenue cadena de oro blanco, se alternan formando pequeñas tentaciones comestibles, los zafiros, diamantes, esmeraldas, rubíes y una amatista cabechon muy llamativa.

Los pendientes siguen esta tendencia de colorido. Uno en especial, con la parte fija de esmeraldas, y la parte móvil de zafiros rosas, consigue un contraste más que interesante. Claro que no a todo el mundo le gusta el verde y el rosa juntos, pero en este caso queda muy bien.

Una recomendación final, que no por repetida es menos válida. Estas piezas son muy llamativas por tamaño y color. Por lo tanto hay que tener especial cuidado en la combinación, especialmente con la vestimenta.  Por mi parte, evitaría los estampados, y destacaría estas piezas sobre tonos neutros.