Joyas

La subasta del diamante Wittelsbach

En diciembre de este año, fue subastado en Christies’s el diamante Wittelsabach, superando ampliamente la cifra esperada para dicha subasta, y convirtiéndose en el diamante que alcanzó mayor precio en este estilo de venta. En las semanas previas se especulaba con el valor que se llegaría en la subasta. La mayoría opinaba que la cantidad estaría cercana a los 16 millones de dólares, pero el resultado final superó los 24 millones de dólares.

La piedra tiene una gran belleza: es de color azul grisáceo, y tiene 35.56 quilates. La mina de donde se extrajo esta piedra, está ubicada en la India, y ella se ha agotado hace un tiempo, por lo que es difícil obtener una piedra de similar belleza.

El diamante una vez extraído fue llevado a España, donde el rey Felipe IV, se la regaló a la infanta Margarita Teresa, por la boda con Leopoldo I de Austria. Según dicen, este diamante es el que puede verse en Las Meninas de Velásquez. Todos estos motivos agregan sin duda, un valor muy importante a la piedra. La infanta murió a los 21 años, y la joya pasó a formar parte de la corona bávara.

La puja durante la subasta fue, como todas, muy interesante. Me gustaría presenciar personalmente alguna vez, una subasta de este tipo. Dos personas, aunque no directamente (uno por teléfono y otro con un representante) pujaron intensamente por el diamante. Seguramente por ese motivo es que la cifra final fue tan superior a la esperada. Finalmente Laurence Graff, un reconocido joyero de 69 años, consiguió superar la oferta de su contrincante.