JoyasOtros articulos

La subasta de los vestidos de Liz Taylor

La verdad es que no debe haber nadie que no quede sorprendido con lo que viene ocurriendo esta semana con las subastas de joyas y recuerdos de Liz Talyor. Objetos por los que se pensaba obtener 1500 dólares, como unos pendientes de Gucci en cuarzo y oro, terminaron subastados por 74500 dólares, por más raro que parezca. Y así ha ocurrido con prácticamente todo. Hay algo en su figura que ha provocado tanto fervor por sus recuerdos.

Los vestidos se han vendido en mucho más de lo esperado, ya que se pensaba obtener unos 250 mil dólares en la subasta de los mismos  y se ha llegado a los 2,6 millones, lo que supera en más de 10 veces la previsión. Sin dudas que como venimos diciendo, en el rubro del lujo la crisis no se siente tanto.

Sin duda alguna la estrella ha sido un vestido de Dior de 1968, en brocado con bordados en plata y con una cartera, que se había estimado en 5 mil dólares. Pues el error ha sido grande porque el precio final ha sido de 362.500 dólares. Digamos que esta vez fue necesario multiplicar por 70 para llegar el valor que se pagó.

Un equipo mucho más completo, formado por un vestido de Chanel con sus zapatos y bolso a juego, más una capa, ha sido vendido a 134000 dólares. Más increíble es una torera de Versace con imágenes de la actriz en algunos de sus mejores trabajos, que se ha vendido en 128 mil dólares. Si solo una torera.

Lo impresionante es que aún faltan muchas cosas y los resultados siguen siendo fantásticos.