Joyas

La permanencia de una joya

Siempre que pensamos en comprar o regalar una joya, la idea básica es que es algo permanente. Las joyas no se vencen. Obviamente que requieren de mantenimiento y cuidados, pero la idea de permanencia es propia de este tipo de objetos. Y hay algunas que lo simbolizan directamente, como es el anillo de bodas.

Obviamente que las modas y tendencias influyen, pero  no es que no podemos usar una joya que ya tiene años. Porque esas tendencias nunca son tan radicales y lo clásico siempre se admite.

Hace un tiempo Ana Loking, una diseñadora a la que todos admiramos, lanzó una colección de joyas efímeras, hechas con cera, que me ha parecido muy interesante. Es un planteo creativo y hasta irónico. Hacer que una joya tenga vencimiento es darla otra mirada.

Igualmente, los diamantes son eternos.

Imagen: condenast-profesional.es