Viviendas

La mansión de Abramóvich de 115 millones en Chelsea

fotoabramovivh

El magnate ruso del petróleo, Roman Abramóvich (Rusia, 1966), ha conseguido que el Ayuntamiento del exclusivo barrio londinense de Chelsea ultime las licencias necesarias para reformar la mansión del siglo XVII a orillas del Támesis de su propiedad y poder fijar allí su residencia. Esta espectacular mansión fue adquirida por Abramóvich hace tres años tras pagar 115 millones de euros.

Protestas vecinales

Los planes de Abramóvich, que el Consistorio del exclusivo barrio de Chelsea comenzó a considerar en noviembre de 2010, han provocado el rechazo de algunos vecinos de la zona, al considerar que la ampliación del inmueble reducirá sus vistas al río. Los propietarios de viviendas cercanas a la del millonario ruso mostraron además su preocupación por los riesgos que podría suponer para los edificios de la zona la excavación de dos nuevas plantas subterráneas que incluye el proyecto de Abramóvich.

El dueño del Chelsea FC tiene previsto, además, levantar un pabellón en el que ordenar las numerosas obras de arte que ha adquirido durante los últimos años junto a su pareja, la también rusa Dasha Zhukova, de 31 años.

Zona muy cotizada

La mansión de Abramóvich se encuentra en Cheyne Walk, junto al puente de Battersea, una de las zonas más cotizadas de la capital británica en la que también se ubican las propiedades de otros londinenses ilustres como el músico Mick Jagger, líder de los Rolling Stones.

La propiedad que ahora trata de reformar Roman Abramóvich perteneció en el pasado al pintor estadounidense James McNeill Whistler.

Abramóvich es una de las personas más ricas del mundo y destaca por sus caros caprichos. Uno de los últimos fue contratar a los Chili Peppers para su fiesta de fin de año.