Relojes

La historia de Alain Silberstein

Alain Silberstein es el nombre del famoso parisino considerado como uno de los arquitectos y diseñadores de relojes más exquisitos a nivel internacional.

Su historia personal y su éxito en su marca de relojes es un tanto peculiar, ya que él en un principio estudió para ser diseñador de interior, pero los caminos de la vida lo empujaron a finales de los 80´ a incursionar en el mundo de la relojería, por mera curiosidad. Si bien siempre sintio pasión por la actividad relojera, nunca imaginó que terminaría dedicandose de lleno a este trabajo.

Eran unos años difíciles para este mercado, y parecía que la desaparición de la relojería mecánica era una cuestión casi inevitable. Sin embargo, la inteligencia y astucia de Silberstein, lo hizo pertenecer a un selecto club de fabricantes suizos del más alto nivel. Ellos se encargaron de darle un empujón a lo que se llamó un período de renacimiento de reloj mecánico.

Alain Silberstein tiene su estudio donde nacen sus creaciones a las orillas del rio Doubs, donde se dedica al desarrollo de nuevos modelos con la compañía fiel de 15 asistentes. Cada año produce la increíble cifra de unos 1.000 modelos diferentes de relojes, que se pueden ver en colecciones con diversas temáticas que luego lanza al mercado.

Entre sus líneas más destacables encontramos los cronógrafos deportivos, los relojes de joyería con diamantes, relojes de arte, entre otros.

A lo largo de 20 años de labor, en la actualidad Alain Silberstein nunca deja de sorprender, innovando y sorprendiendo al público de todas las edades.