Joyas

Investigan posible robo de joyas: Lindsay Lohan sospechosa

Un escándalo mediático sacude ambas márgenes del océano. Y casi, casi…  no es para menos. El problema ha surgido con la polémica actriz norteamericana Lindsay Lohan, quien se ha visto envuelta en lo que es por ahora, un misterio. Una sesión de fotos para la revista Elle, realizada a principios de este mes en Londres, es el escenario de este misterio mediático- policial. Algunas joyas usadas para esas fotografías, habrían desaparecido.

Para esas fotos se usaron varias joyas. Entre ellas, unos pendientes de diamantes y una muy cara gargantilla, valuadas en un total de 400 mil dólares. La actriz lució estas joyas, pero porsupuesto que en la sesión participaron muchas más personas, por lo que los posibles sospechosos serían varios. El punto es que las joyas desaparecieron.

Si bien la revista declara que no tiene ningún motivo para dirigir las sospechas directamente a la actriz, las declaraciones de algunas personas que participaron en la sesión, hacen que su situación se encuentre bastante comprometida.

Según esas declaraciones, la actriz habría preguntado si podía quedarse con los pendientes y la gargantilla. No sólo eso, sino que se quedó con buena parte de la ropa que se usó. O al menos eso pretendió, ya que se le habría retirado de su bolso algunos “recuerdos” que se llevaba.

Nada menos que Scotland Yard está investigando el caso. No sería la primera vez que una famosa y acaudalada se tentara por quedarse con cosas ajenas. No sabemos, por supuesto, si es el caso. De ser así, se intentará adjudicarlo a un problema psiquiátrico seguramente. Si fuera menos encumbrada, presumiblemente, se le diría ladrona.