Delicatessen

Impactante Nuit Ballantine’s Finest

Mantenerse dentro de la tradición pero lanzar cada tanto nuevas ediciones o nuevas visiones de lo mismo, es algo de lo que hablamos con mucha frecuencia cuando se trata de una marca instalada. No se puede lanzar y relanzar todo el tiempo cosas nuevas, ya que se pierde identidad en ese camino, pero tampoco se puede permanecer demasiado igual a uno mismo, como si se fuera completamente impermeable al paso del tiempo y los cambios del mundo. Ese complicado equilibrio es el que se intenta mantener siempre  y hay veces que se logra con mayor o menor éxito.

El problema que tenían en Ballantine’s era como mostrar la nueva identidad de Nuit Ballantine’s Finest. La verdad es que no pudieron tener mejor idea, al convocar para el proyecto nada menos que a François Brument, un muy joven diseñador, que según nos cuentan es el padre de la práctica numérica del diseño. Honestamente no termino de comprende la idea, pero si los resultados. Todas sus creaciones son inolvidables, con un movimiento y una personalidad única.

Lo que ha diseñado para la marca ha sido todo un acierto. El movimiento que adquiere cada botella, en blanco o negro, con una B muy visible es a la vez de simple, impactante. La B hace alusión no solo a la marca sino a su apellido. Las propuestas son dos: edición limitada B y Serie Nuite. En el primer caso son doce botellas que se pueden encontrar en Colette, desde hoy al sábado. En el segundo caso ya la podemos ver en pubs.