Hoteles

Hoteles de lujo: especialización y personalización

hoteles de lujo

Los cambios han sido tan sutiles que no se aprecian en realidad, pero, basta comparar un hotel de lujo de hace un par de décadas con uno de la actualidad para darse cuenta de que los hoteles de lujo han cambiado, y mucho.

La especialización y la personalización de servicios son la clave, pero en objetivo ahora es conseguir que cada cliente se sienta especial y único en un hotel que parece hecho a su medida.

Cómo han cambiado los hoteles de lujo

La restauración siempre ha sido uno de los platos fuertes de este tipo de establecimientos, pero, en la actualidad, la cocina de autor se ha convertido en todo un reclamo para los restaurantes de hotel, y una importante razón para elegir uno de estos espacios.

El bar también ha dado un importante giro, convirtiendo en hecho de servir bebidas en todo un espectáculo para los sentidos: un espacio armónico y agradable, que se combina con la posibilidad de disfrutar de bebidas de todo el mundo.

Las zonas de bienestar, belleza y wellness son las más atractivas para una parte importante de clientes, con ellas, no solo se asegura una estancia relajante, sino que se atrae a un nuevo tipo de clientes, más jóvenes y que buscan no solo en lujo, sino también la posibilidad de descansar.

Sostenibilidad y respeto por el Medio Ambiente se han convertido en inquietudes de los inquilinos y, por lo tanto, también en las de los hoteles, la contribución de los alojamientos de lujo en este sector es notable.

El nuevo concepto de lujo

Lujo ya no es solo exclusividad, ahora el lujo es mucho más directo y cercano, de esta forma, se ofrece una experiencia de estancia única para cada cliente y para todas las situaciones.

¿Qué os parecen estos cambios en el sector del lujo?