Hoteles

Hoteles de hielo para disfrutar del invierno

hoteles de hielo

Cuando los  hoteles de hielo empezaron a ser noticia, la idea de muchos posibles huéspedes era que, a pesar de ser una auténtica estancia de lujo, el frío era uno de los elementos presentes y difícil de combatir.

La verdad es que el hielo es uno de los mejores aislantes contra el frío, y estos edificios, por dentro son lugares en los que el lujo y la exclusividad está muy presente.

Hoteles de hielo de lujo

Laponia es el lugar de residencia de Papá Noel, pero también uno de los primeros lugares en contar con un hotel de hielo, en concreto el ICEHOTEL es el más antiguo de los hoteles de este tipo y todo un icono en los que a construcciones de hielo se refiere. Lo más originales es que este hotel se tiene que reconstruir cada año, y por lo tanto siempre es muevo.

Canadá también puede presumir de contar con un original hotel de hielo y nieve. El hotel de la Glace parece un lugar de cuento de hadas, con su impresionante arquitectura resaltada por las luces de neón en azul, lo que aumenta la sensación de frío.

Asia no podía dejar de tener su propio edificio de hielo, de hecho, en este caso, se trata de una auténtica ciudad temática en la que, además de alojarse, es posible ir a teatro o al cine. Harbin, que así se llama la ciudad, es un buen lugar, para unas auténticas vacaciones de frío y nieve.

Lujo en el hielo

En los hoteles es posible disfrutar de una relajante sesión de SPA o de una habitación con chimenea – que seguro que resulta muy práctica en este lugar -. Eso sí, disfrutar de una estancia en un hotel de lujo no es económico y el precio por noche ronda los 300 euros.