Hoteles

Grand Hotel Krasnapolsky, para disfrutar Amsterdam

Visitar Amsterdam siempre es un placer y hacerlo alojándose en el Grand Hotel Krasnapolsky, perteneciente a la cadena NH, mucho más.

Ubicado en la céntrica plaza Dam, frente al Palacio Real, este hotel de cinco estrellas nos permite estar a tiro de piedra de la mayoría de puntos más turísticos de la ciudad.

Edificio histórico

El hotel es un edifico histórico que data de 1865, y combina elegancia y confort.  Cuenta con 468 habitaciones, entre las que destaca la suite principal, seis suites junior y 35 apartamentos completamente equipados ideales para alojamientos en grupos amplios.

Desde la plaza Dam podemos ir andando en las obligadas visitas a la casa-museo de Ana Frank, el barrio rojo, el museo Van Goh o la fábrica de cerveza Heineken, aunque sin duda utilizar la bicicleta, el medio de transporte más popular en la ciudad, nos ayudará a integrarnos en el paisaje.

El NH Grand Hotel Krasnapolsky cuenta con una monumental terraza cubierta, ideal para disfrutar del espectacular desayuno buffet que se sirve todas las mañanas. Además, dispone de otros restaurantes para saborear distintas cocinas internacionales.

El hotel también es sede de la destilería Wynand Fockink, que data de 1679, donde puedes probar y comprar las mejores ginebras y licores.

Centro de negocios

La estación de tren central se encuentra a solo cinco minutos andando y el aeropuerto Schiphol de Ámsterdam está a 25 minutos en taxi o automóvil.

El NH Grand Hotel Krasnapolsky es, además, el hotel para conferencias más grande de los Países Bajos y de Bélgica y uno de los centros de negocios más importante de la ciudad. Las instalaciones para conferencias incluyen 22 salas con aire acondicionado totalmente equipadas y con capacidad máxima para grupos de 1.500 personas.