Delicatessen

Gold 999.9, un tesoro en forma de ginebra

fotogin

Las ginebras premium están de moda. Cada vez son más las firmas que presentan destilados capaces de satisfacer los paladares más exigentes. Una de estas ginebras que ha irrumpido con fuerza en el mercado español es Gold 999.9, una ginebra con historia.

Procede de Alsacia

Cuentan que esta ginebra procede de Alsacia, y que fue escondida durante la guerra franco-prusiana para evitar su expolio. Sea cierta o no la historia, lo que sí parece verosímil es que un alquimista que llevaba años buscando el destilado perfecto se hizo con un antiguo alambique de oro que apareció en unas excavaciones que tuvieron lugar a principios del pasado siglo en Alsacia. Ese dorado alambique inspiró la ginebra que hoy podemos degustar, sola o acompañada combinándola con tónica.

Botánicos muy aromáticos

Gold 999.9 es una ginebra con reminiscencias de mandarina y un suave toque de vainilla y almendras. Sin duda destaca por su espectacular botella, en tonos dorados que recuerdan a un valioso lingote de oro. Pero lo que realmente la hace especial es su sabia combinación de botánicos aromáticos y con toques florales, que recuerdan aromas de violetas, coriandro, amapola, raíz de Angélica y, sobre todo, canela, una especia con múltiples beneficios.

El alcohol de base se obtiene en la propia fábrica donde se lleva a cabo todo el proceso de destilación, y la técnica se repite hasta dos veces para refinar al máximo su calidad.

Para apreciar convenientemente todos sus matices, lo mejor es servirla en copa ancha, muy fría, y acompañada de vainilla natural o canela en rama.