Joyas

Gandolfi: excelencia en plata

La plata es uno de los metales que permite mayor creatividad, desde mi punto de vista, y sin embargo no se explota este aspecto tanto como debería. En Madrid, la joyería Gandolfi, da cátedra de cómo maximizar las posibilidades de este noble metal.

Curiosamente esta empresa ha hecho el camino inverso que la mayoría: empezó como tienda online en el año 2003, y posteriormente abrió su local, luego de afianzarse en el mercado. Excelente idea, ya que si bien no descuidó en absoluto su origen, visitar su tienda vale la pena. Además, su participación cada vez más activa en ferias y eventos del sector, le ha permitido una visibilidad que supera ampliamente las fronteras de nuestro país.

Si tuviéramos que definir en forma sintética el estilo de Gandolfi, la palabra sería vanguardia. En base a esos diseños, la magia se crea combinando plata, piedras preciosas tradicionales, y otras que no lo son tanto. Entre estas últimas se destaca un desarrollo propio, creado con resinas y colorantes. Los resultados son impresionantes, ya que se logran colores y texturas muy originales. Pero por supuesto que además emplea topacios, zafiros y otras piedras.

Un punto muy destacable de Gandolfi es la actividad artística. Pocos madrileños olvidarán la muestra de la escultora Eva Montoro, en enero de este año. Se recreaba, en base a algunas esculturas, uno de los peores temores de un joyero: “Atraco en Gandolfi”. La idea surgió en base al dato, de que tres joyerías son asaltadas en Madrid, cada día. Sin quitar dramatismo a la seriedad del tema, la muestra fue realmente interesante.