Delicatessen

G.H. Mumm saca al mercado una edición limitada de su Blanc de Blancs

fotochampan

La casa G.H.Mumm, patrocinadora oficial del Mundial de Automovilismo de Fórmula 1, lleva ya 130 años deleitando a los paladares más exigentes elaborando champagnes de calidad superior. Sus botellas, producidas de una manera muy cuidada y casi artesanal, han conquistado a lo largo de su historia a los más ilustres personajes que han elegido esta prestigiosa marca francesa para celebrar los actos más importantes, lo que ha convertido a esta firma en sinónimo de elegancia y exclusividad.

Desde 1882

En 1882, su cuvée Blanc de Blancs se utilizaba como reserva especial que únicamente disfrutaban los amigos más íntimos de la casa. Décadas después, se ha reeditado con la misma botella, cuyo elaborado diseño caracterizado por su esbelto cuello permite que el vino madure lentamente y mantiene el aroma, y también con la misma etiqueta. La tradición establecía que estas botellas tan especiales debían ir acompañadas de una tarjeta de visita con la esquina superior derecha doblada, señalando así que se había entregado en persona.

Además de su cuidado exterior, el interior está elaborado únicamente a base de uvas blancas chardonnays cultivadas en los viñedos de Cramant, uno de los pueblos más bellos de la zona y el corazón de la Casa G.H.Mumm.

Intensos aromas

Su color luminoso presenta finas burbujas, tiene un aroma a flores blancas, limón y frutas frescas y su gusto es muy característico. Blanc de Blancs es un champagne para las celebraciones más excepcionales y para los clientes más caprichosos.

Esta edición está limitada y se puede conseguir en las bodegas especializadas y tiendas que ofrecen productos delicatessen.