Relojes

Fundación e historia de la compañía suiza Ebel

En 1911 fue fundada una de las compañías relojeras suizas con más prestigio en el mundo: Ebel, cuyos creadores fueron Alice y Eugéne Blum.

Su slogan reza “Los arquitectos del tiempo”, y no es para menos: dentro de cada modelo hay todo un universo de detalles que están inspirados, efectivamente, en la arquitectura.

El mercado de los relojes había sido puramente masculino, hasta que irrumpió Ebel, contruída con dos pilares y el sentido de estética de un hombre y una mujer. Así, Alice y Eugéne Blum fueron los primeros “Arquitectos del tiempo”. La compañía comenzó a crecer en La Chaux-de-Fonds, uno de los centros más importantes del desarrollo de relojes en Suiza.

Mientras que Eugéne ha hecho hincapié en la precisión, experiencia y calidad en todos sus productos, fue Alice la encargada de los aspectos estéticos, insistiendo siempre en diseños elegantes y sensuales.

Tal fue el reconocimiento que ganó Ebel a través de los años que los hizo poseedores de importantes premios, siendo tal vez el más destacado La Medalla de Oro,en la Exposición Nacional Suiza de Berna, en el año 1914.

Mucho tiempo después, en 1961, ganaban otro galardón para la historia: Primer Premio en la categoría “Relojes joya” de toda Suiza.

En el 2008, Ebel sigue pisando fuerte, teniendo modelos de la talla de Gisele Budchen que protagonizan las campañas.