Viajes

Formigal, tu escapada perfecta

Ski resort of Formigal (Huesca, Spain)

Formigal es una pequeña localidad de la provincia de Huesca (Aragón) en los Pirineos, muy cerca de la frontera francesa. Consta de una urbanización y una estación de esquí, que hacen de este lugar un destino de vacaciones de invierno extremadamente apetecible. La estación de esquí Aramón Formigal está localizada en el Valle de Tena. Es una magnífica estación que implica el valle de Izas, el de Tres Hombres al sur y los de Anayet y Portalet hacia el norte, colindando con Francia. Con tanta cantidad de terreno, nada menos que veinticinco kilómetros cuadrados, esta estación de esquí ofrece todos los servicios que un visitante pudiese imaginar siempre a punto gracias a sus trescientos ochenta y cinco cañones de nieve artificial.

Tiene ciento cuarenta kilómetros de pistas esquiables con una capacidad para remontar a más de treinta mil esquiadores a la hora, que se dice pronto. Su sistema de remonte consta de once telesillas, siete telesquís y cuatro cintas. Sus noventa y dos  pistas de esquí se dividen en siete pistas verdes, dieciséis azules, veintinueve rojas, treinta y ocho negras, y dos pistas de esquí de fondo. Además de estas pistas, la estación de esquí de Formigal da la posibilidad de experimentar nuevas emociones con las pistas especiales de video slalom, snow park y la de tubers.

Pero si eres de los que prefieren disfrutar de la nieve de otras maneras, en esta estación de esquí no se han olvidado de ti: se han diseñado varios recorridos fuera de pista con diferentes itinerarios, se ha incormporado un circuito de raquetas y también han pensado en la creación de una divertida pista de trineos. Incluso para todos aquellos no muy duchos en la materia, Aramón Formigal cuenta con una escuela de esquí con clases para todo tipo de alumnos: desde principiantes hasta expertos. Y para los alumnos menos aventajados y para los esquiadores más arriesgados y valentones, se ha edificado una enfermería por si acaso. Así mismo ofrece la posibilidad de alquilar todo tipo de equipación para disfrutar de este deporte en todas sus diversas modalidades.

Si uno se cansa de tanta nieve siempre puede relajarse al calor de la chimenea tomando un buen chocolate caliente en una de las muchas cafeterías que Formigal tiene, o bien aventurarse a tomar algo más fuerte en alguno de los bares y discotecas con la posibilidad de conocer nuevas amistades y compañeros de deporte. Lo que si que está claro es que con tanto ejercicio en algún momento hay que reponer fuerzas, y para eso la estación de esquí Aramón Formigal se las pinta sola: pone a tu disposición una amplísima gama de restaurantes que ofrecen desde la cocina local más efectiva, hasta la más alta y sofisticada gastronomía, pasando por todo tipo de platos internacionales para que experimentes en tu boca todos los sabores y texturas de la multiculturalidad. Y por supuesto una gran variedad de hoteles donde poder elegir el que mejor se amolde a tus necesidades para reposar después de un día lleno de tantas emociones. No le des más vueltas, haz tu reserva en uno de los hoteles en Formigal y aléjate por unos días de la tediosa monotonía de la vida en la gran ciudad.

 

 

Etiquetas: