JoyasOtros articulos

Fabergé para San Valentín

Regalar una joya es algo más que dar un simple regalo. No es posible igualar algo que es tan perdurable en el tiempo como una joya y solo por eso una joya marca algo especial. Por supuesto que si se puede pagar cualquiera puede comprar una y tal vez no le signifique nada demasiado importante, pero, a la inversa, cuando se quiere simbolizar algo, nada iguala una joya. La mayoría de los acontecimientos importantes de la vida pueden simbolizarse con pieza de este tipo, ya sea para una boda, un nacimiento, etc.

Si hay un sentimiento que se marca a la perfección con un objeto hermoso y para siempre como lo es una joya, es el amor. Es el regalo romántico por excelencia, por lo que una fecha como San Valentín es algo que ninguna firma de joyas deja pasar sin más. Entre las que han lanzado ediciones especiales para ese día está Fabergé con su The Oeuf Cadeau.

El clásico huevo de la marca es esta vez en oro rosa, con un lazo de diamantes que lo engalana. Por supuesto que en su interior tiene la obvia inscripción: I love you, Ti amo y Je t´aime. No estoy segura pero creo que se puede pedir que se grabe un más simple Te amo, aunque en los demás idiomas es muy romántico también.

En lo personal, si bien me gusta mucho esta edición limitada, si bien el clásico huevo esta vez rodeado de diamantes me encanta, no me termina de gustar el oro rosa. Es algo muy personal, pero sin duda es una joya impactante.