Joyas

Fabergé en New York

Una novedad muy importante para los habitantes de la Gran Manzana es que de ahora en más tienen su propia boutique Fabergé. Ya no es necesario viajar para poder probarse y comprar las maravillas de la marca. Y para festejar este lanzamiento la Fabergé tiene una colección muy especial a la que ha llamado “Les Précieuses de Fabergé”, donde sortijas y pendientes compiten entre si por el mayor lujo y belleza. Es una de las colecciones más contemporáneas de la firma  y que se puede disfrutar en la Madison Avenue.

Son las típicas joyas que en una familia pasan de mano en mano, porque están pensadas de modo que no se atan a la moda. Es lo más clásico, refinado y elegante. La diseñadora de Fabergé, Katharina Flohr, se ha lucido completamente.

Algo que destaca en esta colección es el colorido. Unos pendientes con un zafiro central de intenso color azul, rodeados por una escolta de diamantes, son como para una princesa. Claro que hay unos similares en zafiros rosa, que tienen como ventaja que la sortija que hace juego es simplemente espectacular. De nuevo lo mismo: para princesa.

Algo que tiene más de una de estas piezas, es el trabajo en oro blanco y amarillo, para la montura de los diamantes. Una combinación imbatible.

Una de las piezas más comentadas es la sortija “Précieuse”, que tiene una enorme esmeralda central, rodeada de cuatro garras que tiene en sus extremos diamante blancos. Impresionante.

Una colección que vale aunque más no sea verla.