Otros articulos

Ernst Ludwig Kirchner en la Fundación Mapfre

Hay objetos de lujo, servicios de lujo y actividades que son verdaderos lujos para el alma. De esto último os quiero hablar hoy, ya que os propongo un muy interesante plan, que seguro os resultará muy gratificante. Es más, me atrevo a decir que para muchos, abrirá alguna puerta a un interés hasta ahora dormido, porque veréis algo verdaderamente conmovedor. Se trata de lo que se puede ver en la Fundación Mapfre, en el Paseo de Recoletos.

Lo que recomiendo ampliamente es tomarse un poco de tiempo para conocer la obra del expresionista Ernst Ludwig Kirchner, uno de los fundadores del movimiento expresionista Die Brücke, a principios del siglo pasado. Pero más que recordar esos datos, hay que recorrer su obra con la mente muy abierta.

Recordemos que el pintor era muy inestable desde el punto de vista mental, mostrando en toda su obra esa incomodidad que trasmite a la perfección. La temática es algo sórdida, lo que muestra su interior inquieto y hasta torturado, se puede decir. Hay algunas características que veréis con claridad: contornos más que marcados, muy resaltados y cortantes; colores que nada tienen que ver con la realidad; un interés nulo por la perspectiva y el volumen lo que da por resultado figuras planas completamente.

En 1937 los nazis consideraron su arte como “degenerado” y destruyeron buena parte de su obra, algo que provocó o precipitó el suicidio del pintor muy poco después, en 1938.

A pesar de la temática algo obsesiva y llena de angustia, un punto de esperanza, pequeño pero existente se puede descubrir en el.