Viajes

El súper lujo de Emirates

Las capitales del lujo han ido cambiando en el tiempo. De hecho, la riqueza se va desplazando, a veces más lentamente y a veces de un modo más brusco, si hablamos en términos históricos. Lo que antes ha sido un lugar de mucho lujo, luego ya no lo es. No quiero poner ejemplos muy actuales para no ofender a nadie, pero si pensamos en el esplendor que ha tenido el Imperio Romano, por ejemplo o la Antigua Grecia, nos queda claro que la riqueza y el poder no se quedan en el mismo lugar.

Si hay una ciudad que simboliza actualmente el lujo es Dubai. Y Emiratos Árabes tiene su propia aerolínea, Emirates, que no puede ser menos que una aerolínea que prevee las necesidades de lujo de sus pasajeros. Claro que no en todas las líneas ocurre lo mismo, pero la línea que une Dubai con Singapur, es la más lujosa.

Desde ahora ese lujo será máximo. En esos vuelos, a los que la empresa apuesta fuertemente, se contará con asientos cama en Business class (76 más exactamente) y lo mejor de lo mejor, las 14 suites privadas. Ni hablar que todo lo necesario y más aún para tener un vuelo muy confortable está previsto en esas suites. El colmo de la comodidad desde mi punto de vista, son los dos onboard Shower Spas, que permiten llegar a destino tan fresco como se ha abordado, luego de un excelente descanso con esa ducha reparadora.

Los 427 pasajeros de Economy class no lo pasan para nada mal y tienen lo último en entretenimiento y tecnología para volar con el máximo placer.