Otros articulosViajes

El sueño del jet privado

Si pienso en un producto de súper lujo que de verdad me encantaría disfrutar; un jet privado ocuparía uno de los primeros lugares en mi lista. Y los motivos sobran, porque viajar es otra de mis actividades preferidas… y viajar con tanta independencia y nivel, ni hablar.

Y a la hora de soñar, sueño. Si tengo que elegir uno en especial, tal vez el Bombardier Challenger 604, es el que más se acerca a todo lo que me gusta.

El interiorismo del avión es simplemente perfecto. Mucho cuero y madera aportan una calidez casi hogareña. La comodidad de las butacas y sillones es obvia solo con verlos. El baño es una belleza, también con detalles en cuero y grifería dorada.

Tiene lugar para 9 pasajeros. Se puede disfrutar de varias pantallas, tanto para ver películas como para el ordenador.

Tiene una autonomía de vuelo de 6.200 kilómetros, lo que es muy interesante ya que implica menos escalas en vuelos largos.

Imagen: aerospace-technology.com