Viviendas

El palacio versallesco de Donald Trump en Manhattan

fototrump

Donald Trump (1946, Nueva York), se ha convertido, gracias a su fortuna y negocios, en el rey Midas del sector inmobiliario norteamericano o, cuanto menos, en el más popular de todos ellos. Y, quizás para demostrar su poderío, mantiene como residencia un espectacular ático en Manhattan a modo de palacio versallesco, donde no faltan los diamantes y el oro, entre otros lujosos elementos.

Torre Trump

Está ubicada en un edificio de su propiedad, la Torre Trump, emblema de su imperio. El interior de la vivienda cuenta con numerosos detalles propias de los palacios del siclo XVIII: esculturas, candelabros, alfombras persas, grandes espejos… Incluso la puerta de acceso está decorada con diamantes y oro.

Piezas de colección

Parte del mobiliario, de estilo clásico, es de origen europeo y muchas piezas tienen carácter de colección.

Como detalle curioso sobre el ático, y según cuentan algunas de las personas que han tenido la oportunidad de visitarlo, todo aquel que quiera entrar en él deberá llevar unos zapatos especiales para proteger el suelo.

La construcción de la Torre Trump se inició en 1999 y se finalizó en 2001. Está situada en una de las zonas más exclusivas de Manhattan y cuenta con 262 metros de altura y tiene 72 plantas.

Trump mantiene negocios inmobiliarios y posee un buen número de hoteles en diversos países del mundo. En breve construirá uno en Dubai. También es propietario de algunos casinos en Las Vegas (EEUU). El magnate inmobiliario protagonizó uno de los divorcios más famosos de la historia, por el que tuvo que pagar a su ex esposa Ivana 25 millones de dólares.