Delicatessen

El Museo del Mantecado en Estepa

museo del mantecado

La Navidad huele a almendras, a canela, a especias,… o lo que es lo mismo, a la repostería típica de la Navidad. Cada cual tiene su dulce navideño preferido, aunque hay que reconocer que no existe una Navidad completa si en la bandeja navideña falta alguno de los tradicionales.

Gusten o no gusten, hay que reconocer que los mantecados están entre los imprescindibles de la Navidad, y si hay un nombre propio asociado con este dulce este es La Estepeña.

El Museo del Mantecado de La Estepeña

Hace algo más de 150 años, la localidad de Estepa, en Sevilla, empezó a fabricar de forma artesanal dulces tradicionales elaborados con manteca, harina, almendras, azúcar y canela, que se consumían sobre todo en Navidad, bajo el nombre de La Estepeña.

Hoy, en pleno s. XXI, La Estepeña es uno de los nombres propios que acompañan la Navidad, y que son todo un referente de repostería navideña de lujo y de calidad.

La Estepeña no es solo repostería, sino también tradición e Historia, por ello, en los meses previos a la llegada de la Navidad, es posible visitar el Museo del Mantecado, un lugar en el que conocer todos los secretos que han hecho de esta empresa familiar una de las más importantes de la Navidad, y uno de los principales motores de la economía de la localidad de Estepa.

La visita se articula en tres salas, en las que es posible descubrir los orígenes familiares de la marca, y las innovaciones introducidas a lo largo de los años. Fotografías, envases y cajas, y utensilios de cocina utilizados son solo una parte de esta exposición.

Un viaje a la Navidad

Con la campaña navideña calentando motores, el Museo del Mantecado es una excelente forma de reencontrarse con los olores navideños más característicos.