Joyas

El fabuloso anillo de Boucheron

Hay anillos que tienen mucho más de lo que parece en una primera mirada. Es el caso que os contaré hoy, con el anillo Tú y Yo de Boucheron. La primera idea sobre este anillo fue inspirarse en Carlomagno y el anillo que regaló a su esposa en el día de la boda. El famoso Carlomagno homenajeó a la flamante esposa con un extraordinario anillo depositado en su copa, según cuenta la leyenda, por una serpiente.

Muchos años después Boucheron diseñó un anillo inspirado en esa historia, que eran dos serpientes entrelazadas, lo que da la idea de compromiso eterno. Lo interesante es que este primer anillo Tu y Yo de Boucheron se fabricó en 1880. Como era previsible pasó a ser el anillo emblema de la firma, al menos para muchos. Las serpientes producen ese efecto entre fascinación y miedo, algo que si se embellece en una joya es un resultado seguro.

Ahora han lanzado una nueva versión, más que interesante. Las cabezas de ambas serpientes están cubiertas de diamantes talla redonda. Sin embargo lo más destacable no son las piedras sino el trabajo hecho sobre el oro. Los artesanos de la firma tallan con pequeños cinceles y martillos las escamas de las serpientes. La verdad es que le da un realismo impactante, pero sin que nos impresione negativamente como puede ocurrir con estos reptiles. Da la sensación de tener en el dedo una fabulosa pequeña escultura, más que una joya. Por supuesto que el precio de un anillo que requiere tanto trabajo experto y con materiales de ese tipo, es muy, muy alto.