Otros articulos

El espectacular yate que Steve Jobs no llegó a conocer

El impresionante yate diseñado por Steve Jobs, uno de sus últimos proyectos antes de su muerte en octubre de 2011, finalmente fue entregado por el constructor un año después del fallecimiento del cofundador de Apple, en una ceremonia a la que asistieron su viuda Laurene Powell y sus hijos.

80 metros de eslora

La nave, bautizada como “Venus”, fue construida por la empresa holandesa Feadship. Su diseño es altamente minimalista, algo común en la visión de Jobs sobre la creación de productos, aunque sus dimensiones sorprenden: 80 metros de eslora. Su exterior es de aluminio liviano pintado blanco, las ventanas y las divisiones al interior están hechas de un vidrio especial, extra resistente, en paneles largos y altos, que casi cubren la distancia entre el techo y el suelo.

La web holandesa OneMoreThing reveló algunas fotos del yate, incluyendo una de la cabina de control, donde parte de la clásica maquinaria de una nave de este tipo es reemplazada por siete computadores iMac. El interior del “Venus”, repleto de lujos, fue diseñado por Philippe Starck.

Ipod conmemorativo

El yate fue estrenado en una ceremonia donde Laurene Powell agradeció el trabajo de Feadship, llevando la visión de su esposo a la realidad. Cada uno de los trabajadores de la construcción recibió un iPod Shuffle conmemorativo con el nombre del bote grabado en la parte trasera.

Los planes del yate fueron conocidos el año pasado, cuando se publicó la biografía de Jobs escrita por Walter Isaacson. Ahí Jobs afirma: “Sé que es posible que muera y le deje a Laurene un bote a medio terminar. Pero tengo que seguir. Si no lo hago, es una admisión de que estoy por morir”.