Joyas

El anillo de pedida y cómo entregarlo

No en todos los países se tiene la costumbre de que el novio entregue un anillo de compromiso o pedida de matrimonio, ni a todo el mundo le gusta. Pero que es romántico, es romántico. Y que deben ser pocas las mujeres que no les guste ese momento, seguro.

Elegir el momento oportuno depende de los gustos y costumbres de la pareja. Puede ser algo absolutamente íntimo, un momento solo de los dos. También puede ser algo más público pero de sorpresa para la novia o simplemente puede ser una ceremonia planificada por ambos.

Lo importante, desde el punto de vista simbólico, es el anillo. Esto no quiere decir que hay que endeudarse para siempre, cada uno gasta lo que puede. De hecho, hasta puede ser muy barato, y habrá tiempo para mayores gastos.

El más clásico y tradicional solitario, de oro blanco con un diamante, es una apuesta segura. Pero otros modelos, más adecuados a la pareja, también son posibles, y sobretodo, bienvenidos.